• Saúl Ñíguez ha marcado gol a tres equipos alemanes diferentes. Bayern Múnich, Bayer Leverkusen y Borussia Dortmund han sido sus víctimas.

Corría el minuto 33 de partido cuando Saúl Ñíguez anotó el primer gol del Atlético. El canterano rojiblanco abrió el balón a la banda izquierda por la que subía Filipe Luis, este puso el balón atrás para que Correa la dejase pasar y Saúl se encargara de abrir el marcador. Una jugada en la que el futbolista ilicitano hizo gala de una de sus mejores facetas, la de llegador al área. Saúl, que ya le había marcado gol al Bayern de Múnich en semifinales de Champions y al Bayer Leverkusen en octavos, consiguió anotar ayer ante otro equipo alemán.

El primero, y posiblemente el gol más recordado de Saúl ante conjuntos alemanes, fue en la temporada en la que el Atlético alcanzó su segunda final de Champions bajo las órdenes de Simeone. El rival, el Bayern de Múnich de Guardiola. Y el escenario, el Vicente Calderón. Saúl controló en el medio del campo un balón llovido del cielo e hizo un gol maradoniano. Dejó atrás hasta tres jugadores germanos con una brillante jugada personal y cuando se plantó delante de Neuer, cruzó el balón al palo largo del portero. Haciendo inútil la estirada del portero alemán y dejando encarrilada la clasificación para la final de la Champions de Milán.

Su idilio con el gol ante conjuntos germanos no queda ahí. En 2017, un año después de su gol ante el Bayern de Múnich, Saúl volvió a marcar gol a un equipo alemán. Esta vez, su víctima fue el Bayer Leverkusen. Volvía Saúl al estadio en el que en 2015 casi pierde un riñón tras sufrir un fuerte hematoma, y el regreso no pudo acabar de la mejor manera. El internacional español contribuyó a la goleada del Atlético con otro golazo. Recogió el balón escorado en la banda derecha y, tras dejar atrás a un rival, se perfiló y puso el balón en la mismísima escuadra. Tres equipos alemanes a los que se ha enfrentado, y tres goles que ha anotado. No cabe duda de que Saúl le tiene cogida la medida a los conjuntos germanos.