Diego Pablo Simeone prestó declaraciones a los medios de comunicación tras la victoria de su equipo ante el Leicester City. Un partido más, consiguió dejar a cero la portería de Oblak. El partido se decidirá en Inglaterra.

El técnico Diego Pablo Simeone ya piensa en la vuelta de los cuartos de final de la Champions League que se disputará en el King Power Stadium contra el Leicester, después de solventar el primer partido en el Vicente Calderón con un solitario gol de Antoine Griezmann en la primera mitad.

“Será un partido duro, difícil y peleado. Hay que seguir peleando porque en la casa de ellos será muy duro”, declaró el argentino. En la misma línea de la declaración anterior, se mostró cauto pese a la victoria de hoy: “Es muy importante no haber recibido goles. Ellos en su casa son muy fuertes.”, agregó. “En el primer tiempo se sentía un equipo peligroso, en la segunda parte tuvo menos profundidad, será un partido duro en su campo. No pudimos ser contundentes, pero nos vamos con una victoria que es muy importante”, dijo el técnico rojiblanco.

Sobre el penalti lanzado por Antoine Griezmann, comentó que el delantero francés había “tomado la responsabilidad” con el lanzamiento y eso “es bueno”. Diego Simeone insistió en la dureza que supondrá el partido en Inglaterra: “Será un partido abierto, tienen ritmo, apoyo de su gente y hay que llevar el partido donde nos sintamos más cómodos”, sentenció.